3 –La crisis en Europa.

LA CRISIS EN EUROPA.

España.

INTRODUCCION.

Llevamos cuatro años sufriendo la crisis económica provocada por un neoliberalismo incontrolable, ambicioso, voraz, antidemocrático, sin escrúpulos, atroz, criminal,……. en el marco de una economía globalizada, con un discurso único, aceptado mayoritariamente como el único posible aplicado a niveles mundiales.

Neoliberalismo que da contenido al actual capitalismo, esencialmente el financiero y especulativo, donde los mercados imponen su ley. Mercados indiferentes a si se respetan los derechos humanos o no y, que en estos momentos se plantea que los derechos humanos son una rémora para el desarrollo económico.

Es la peor crisis desde la Gran Depresión del siglo pasado, (que duró del 1929 hasta principios del 40), que ha destruido 30 millones de empleos. Crisis que no sabemos ni cuando, ni como terminará. Actualmente se anuncia una posible nueva recesión.

Cuando se alcance la normalización será después de muchos recortes sociales y laborales para los trabajadores y ciudadanos en general, por consiguiente, con una pérdida de derechos brutal y, un empobrecimiento mayor. Pérdida de derechos que fueron conseguidos con muchos sacrificios, luchas, detenidos, asesinados y mucho dolor.

Un capitalismo en el que  el capital financiero juega un papel fundamental, un capitalismo especulador, al margen de la “ley”, independiente de los poderes públicos, que en su juego criminal ha tratado a la sociedad como un casino, ha puesto de manifiesto su ambición, su falta de escrúpulos, su poder al margen de cualquier otra estructura, que busca el beneficio inmediato, a cualquier precio. Un capitalismo que se basa en el consumismo, vital en el desarrollo del mismo y, al mismo tiempo fundamental en la integración de los ciudadanos a las pautas del discurso neoliberal, para aceptarlo como el único válido.

EL ENEMIGO.

Para luchar es necesario determinar con claridad quien es el enemigo y los grados de responsabilidad de cada estructura, como hacerle frente y con que instrumentos.

Existe una dificultad para su concreción en la práctica, debido a que nos encontrarnos en la era de la globalidad ubicua, la instantaneidad, la intangibilidad, la conectividad integral, la complejidad,…….y la invisibilidad, todo ello básico para el desarrollo del capital financiero y su inmenso poder.

Ya no estamos en la sociedad industrial, estamos en una sociedad donde el mayor peso en la economía de los países occidentales está en los servicios, estamos en la era de la comunicación. El capitalismo empresarial ha cedido su papel relevante al capitalismo financiero y patrimonial.

Es evidente que los especuladores, el capitalismo financiero, especulador, es el enemigo principal, sobre el que hay que actuar utilizando los medios más apropiados. Tampoco podemos olvidar que los mercados donde especulan los fondos de inversiones, de pensiones, algunos mucho mayores que el PIB de la mayoría de países, están los  ahorros de los ciudadanos.

También están los gobiernos y los estados al servicio del actual sistema de dominación, por tanto garantes de su injusticia y en consecuencia represora, a los cuales hay que combatir así mismo.

La globalización nos ha llevado a una situación en la que no existe el control de la economía. Al haber desaparecido  la gestión de la economía, lo social está roto en pedazos, la sociedad está completamente fragmentada. La fragmentación es esencial en el mantenimiento del actual sistema de dominación.

COMO NOS ENTRETIENEN.

La política se ha convertido en una actividad totalmente mediática, en un conjunto de palabras, de imágenes, de promesas incumplidas, de hipocresía, de vacío total,……, además de corrupta. Corrupción que no se combate con la fuerza debida por parte del ciudadano, con el agravante que la misma pasa a formar parte de la ideología, de las costumbres del ciudadano en su relación con la sociedad, se convierte en cultural.

Durante estos años en los que estamos en la crisis nos tienen entretenidos con la economía,……. Quien más, quien menos, todos nos terminamos “especializando” en economía y debatimos sobre las posibles salidas,…….

En definitiva, son las empresas, los Gobiernos los que siempre van marcando el debate y, a éstos, se los marca el capitalismo financiero y sus instrumentos, el FMI, la OMC, la OCDE, los lobys, los técnicos, los periodistas de medios internacionales. En consecuencia, nuestro discurso, pierde contenido, ya que siempre vamos por detrás, intentando responder a los problemas que nos plantean que son los suyos y, no los nuestros. Parte fundamental de este “entretenimiento” son los medios de comunicación, que sostienen el actual sistema de dominación, a la vez que defienden sus propios intereses, los de sus empresas multinacionales capitalistas que los mantienen.

LOS GOBIERNOS Y LOS CIUDADANOS.

Ante la crisis ha quedado evidente que los Gobiernos sean del color que sean no tienen ninguna autonomía. Tanto las soluciones como las medidas que se aplican en toda Europa, con sus matizaciones, tienen el mismo fundamento, el dictado por los mercados.

No hay duda de quien tiene las responsabilidades, pero no podemos obviar otras. No debemos olvidar a esa parte importante de la población que ha vivido por encima de sus posibilidades, que aspiraba a tener más y más, endeudándose muy por encima de lo que podía asumir, constituyéndose una ciudadanía: individualista, insolidaria, tremendamente consumista, muy integrada en el sistema dominante.

LAS MEDIDAS ACORDADAS. LOS RECORTES.

–        Rebaja de los salarios de funcionarios y trabajadores de empresas públicas y no públicas. Reducción de plantillas muy importantes en algunos casos.

–        Congelación de pensiones y, reducción de las mismas.

–        Aumento de impuestos, el IVA,…….

–        Reforma Laboral aumentando la precariedad, la flexibilidad, la facilidad para el despido,….., aumento de las horas de trabajo.

–        Recortes en Educación, Sanidad, Vivienda, en todo en general, en unos sectores más que en otros.

–        Reformas del sistema de pensiones aumentado la edad de jubilación.

–        Privatizaciones. Un ataque a todo lo público.

–        -………….

LA RESPUESTA SOCIAL.

Concentraciones, manifestaciones, ocupaciones, huelgas parciales, generales, todo tipo de lucha con diferentes intensidades según los países, las más fuertes en Grecia, Francia, España,……, movilizaciones que no alcanzan el nivel suficiente de lucha necesario para revertir la actual  situación. Hablando de España, con un paro del 20% y un paro juvenil del 43 %. Las explicaciones que podemos encontrar a esta situación son diversas:

–        El miedo de los trabajadores fijos a perder su puesto de trabajo en una situación alarmante de subida del paro.

–        Una gran parte de los trabajadores y de sus familias endeudas con la banca u otras entidades financieras con hipotecas millonarias para la compra de casa, los más diversos créditos para el consumo, lo que conlleva a una absoluta falta de combatividad, de actitud reivindicativa y a una actuación sumisa frente al patrón y el sistema.

–        La existencia de una economía sumergida, que frena la rebeldía y aumenta la explotación, que puede alcanzar el 20%.

–        La desconfianza casi total en los discursos y actuaciones  de la clase política, la sindical, especialmente de los llamados mayoritarios y más representativos (CC.OO y UGT). Que al mismo tiempo, los trabajadores trasladan esta percepción al resto de sindicatos.

–        La llamada sociedad del “bienestar” que a través de subsidios varios, también juegan un papel en la conformación de un ciudadano sumiso, a costa de su dignidad como ser humano y de su capacidad de lucha.

–        El “colchón” y la solidaridad familiar.

–        Esencialmente el apego de los ciudadanos a sus logros materiales y el pánico a perderlos, valorando por encima de todo lo material.

–        ……….

Lo preocupante es que ninguna movilización ha conseguido ninguna de sus reivindicaciones. Los recortes se siguen aplicando, cada vez son mayores y más profundos, a pesar de que las movilizaciones están siempre presentes con una intensidad que va variando, que en muchos momentos ha sido muy fuerte y muy numerosa. Lo que debería llevar a los militantes y las diferentes organizaciones a una reflexión profunda para encontrar la estrategia adecuada capaz de cambiar la situación.

MOVIMIENTO 15M.

En este contexto en el pasado 15 de mayo, nace el Movimiento 15M que ha tenido repercusión a niveles mundiales por su amplitud y las plazas españolas ocupadas por miles de ciudadanos, como Plaza Sol (Madrid), la más emblemática de ellas.  Su aparición ha servido para subir el nivel de movilización, las más grandes desde la aparición de la crisis.

El movimiento sorprendió a todos. Fue recibido con alegría y entusiasmo ante la desesperanza y la frustración generalizada y la pasividad alarmante que existía esencialmente en la juventud. Un movimiento espontáneo donde las redes sociales juegan un papel importante, asambleario, apartidista y asindical, extremadamente pacífico. Mayoritariamente joven, aunque hay de todas las edades, con pocos emigrantes y parados obreros (la cultura obrera está ausente). En el que se encuentran representados los indignados, el descontento, la rabia, el rechazo a los políticos, banqueros, empresarios. Muy confuso en el que conviven diferentes mentalidades o formas de pensar, están representados todos los colores. Plantea la regeneración democrática, no son antisistema, ni proponen la revolución.

Lo esencial del movimiento ha sido la gran participación de los ciudadanos. La forma en la que la indignación, el enfado social han salido a la calle, ha ocupado la plaza, lugar donde los ciudadanos han podido plantear sus problemas: jóvenes y no tan jóvenes condenados a salarios bajos, muy bajos; a largos periodos de paro o al paro; jóvenes formados que no encuentran trabajo en lo que han estudiado; pensiones miserables; deshaucios; aumento de ciudadanos que acuden a los comedores sociales; toda la carga de la crisis sobre las clases populares. Espacios de libertad ganados por la ocupación donde han podido debatir y compartir sus problemas comunes. Dinámica que se ha abierto a otros espacios de debate: en barrios, pueblos, universidades, centros de trabajo,……

CUAL ES EL ESCENARIO ACTUAL.

Los recortes siguen, la situación de crisis es grave. Se ha luchado y se deberá seguir luchando, pero habrá que analizar como debe ser esa lucha y los instrumentos a utilizar para salir de la senda de la derrota.

Habrá que tener en cuenta que tenemos organizaciones de izquierda, instaladas en la historia, con tácticas y estrategias que responden a la implantación y desarrollo de la sociedad industrial. Unos movimientos sociales nuevos, alternativos pero minoritarios; ONGs subvencionadas, que en el mejor de los casos ejercen la “caridad”; sindicatos, los mayoritarios,  subvencionados, que viven de los presupuestos del Estado, que son una parte del sistema que lo garantizan y perpetúan, ……, la fragmentación y dislocación social cada vez mayor en todos los niveles sociales, que fragmenta la respuesta a la dominación del neoliberalismo y, por tanto, la debilita.

Cada vez, con más intensidad se plantean los problemas de la inmigración, problemas de seguridad ligados a ésta, lo que conlleva a la  revitalización de la extrema derecha en toda Europa y, en Estados Unidos. Sin olvidar el empobrecimiento que va sufrir Europa, así como el aumento del  envejecimiento de la población, más jubilados y más dependientes, y la disminución de la población más joven en edad de trabajar, lo que puede ser un campo abonado para las salidas nacionalistas y xenófobas.

En este contexto planteo:

–        No hay salida dentro del sistema, es inútil intentar humanizar la globalización. Es necesario derrotar al sistema dominante, por tanto, hay que hacer la revolución.

–        Desde la fragmentación, desde lo parcial, no hay ninguna solución. Al sistema dominante no le molesta en absoluto, todo lo contrario le favorece.

–        La necesidad de organizarse es fundamental, la organización política debe ser un instrumento de primer orden para el cambio social, insertados socialmente, junto y con el pueblo. La solución no está en los nuevos movimientos con criterios más bien antiorganización, que se fundamentan principalmente en el espontaneismo.

–        No existe posibilidad de cambio real en un sólo país. Por lo que nuestra acción debe tener presente en todo momento la dimensión planetaria.

–        Es ilusorio que cualquier organización en solitario o como vanguardia piense que puede modificar algo, ante el inmenso poder que tenemos enfrente y su dominación casi total. Es imprescindible, desarrollar dinámicas unitarias, la acumulación de fuerzas antagonistas con un funcionamiento federalista es fundamental para entrar en una fase de resistencia junto al pueblo, avanzando hacia la creación del poder popular.

Aunque recientemente se ha conseguido una unidad de acción entre los sindicatos anarcosindicalistas españoles es necesario avanzar mucho más. Los libertarios, anarquistas, necesitan superar dogmatismos, sectarismos, patrimonialismos, totalmente inútiles. Es necesario mentes abiertas, capacidad de escuchar y autocrítica y, sobre todo, ver los problemas reales que tenemos enfrente, contar a los ciudadanos la verdad sin venderles ilusiones vacías de contenido. Tenemos que estar donde está la lucha con nuestras propuestas, tenemos que estar con los ciudadanos, con el pueblo, cualquier cambio que se pueda dar será con ellos, sino no será posible.

Los libertarios y anarquistas tenemos una responsabilidad grande en lo que está pasando, nos falta: estudio, análisis, práctica,………., es necesario militante capaces de sentarse a analizar sin dogmatismo, ni retóricas estúpidas para valorar con objetividad donde y como estamos y después actuar y, para ello, necesitamos militantes en que la ética y el compromiso sea lo fundamental. Ética y compromiso que definan conductas consecuentes frente a lo que se quiere combatir, conductas con valores radicalmente opuestos a los actuales, a los impuestos por el neoliberalismo,  al margen de modernismos que también invaden a nuestros militantes y responsables.

José María Olaizola

No hay artículos relacionados


-- Descargar artículo como PDF --