Una visión desde la economía política y la geopolítica.

Globalización, imperialismo y el ALCA.

 

La globalización es un proceso económico, la globalización hace que cada vez haya más países que intercambien una cantidad cada vez mayor de bienes y de servicios. La «lógica» de la globalización impone la eliminación de todo lo que puede frenar los intercambios comerciales: aranceles aduaneros, tasas, leyes y reglamentos proteccionistas del mercado interno, etc.

Esto acarrea el desmantelamiento del sector económico controlado por el Estado en los países empobrecidos del sur. La globalización es sinónimo de privatización de todo lo que generalmente controla el Estado (electricidad, teléfonos, agua, energía, ferrocarriles, autopistas, compañías aéreas, educación, salud, recursos naturales, minerales, biodiversidad, etc.).

La globalización es un proceso de especulación financiera.

Lo que más circula en el mundo, sin ningún tipo de trabas, son los capitales. Aproximadamente 2 billones de dólares cada día. Hay que saber que la economía real, la que crea empleos y produce bienes, representa sólo 4 billones de dólares diarios. Es decir que equivale apenas a dos días de actividad económica mundial, la cual durante 363 días al año es puramente financiera (Ignacio Ramonet, 2002).

Lo que más se compra y se vende no son los bienes y servicios, sino las divisas: el dólar, el franco suizo, el yen y el euro.

Lo que da lugar a una especulación de grandes proporciones. Que enriquece a aquellos que tienen capitales para participar en esta especulación. De tal forma los ricos son cada día menos numerosos pero más ricos, y los pobres cada vez más numerosos y mucho más pobres. En la era de la globalización, la terrible realidad social de nuestro planeta es que hay apenas unos 500 millones de personas que viven dignamente, mientras que los que se encuentran en la pobreza son 5.500 millones de personas.

Con la globalización, los únicos países en posición de determinar las reglas son aquellos que controlan las  organizaciones de comercio mundiales y las instituciones financieras internacionales (FMI, Banco Mundial, OMC, BID). Aquellos que están arriba establecen las reglas para aquellos otros que están debajo. La aplicación desigual de las reglas comerciales es resultado de la naturaleza imperialista de la globalización capitalista.

 

Globalización o prosperidad imperial y recolonización del Tercer Mundo.

 

Los EEUU han mantenido durante casi una década un  crecimiento sin precedentes; sus corporaciones multinacionales -CM- representan cerca del 46% de las 500 corporaciones más importantes del mundo, y las CM estadounidenses están expandiendo su poder por medio de adquisiciones. Las CM de EEUU han incrementado parte de sus ganancias en el mundo, del 36% al 43% en menos de una década. Once de las 13 casas financieras de inversión están controladas por banqueros inversionistas de EEUU. Los EEUU y Europa Occidental se han expandido, mientras el resto del mundo se ha sumido en una crisis.

Esos dos hechos están interconectados.  Los inversionistas y gobiernos de Europa y EEUU han presionado al resto del mundo para que desregulen sus economías, abran sus sistemas financieros y privaticen empresas lucrativas públicas. Estas políticas han llevado a un pánico especulativo, a una sobreproducción y a una crisis económica, mientras los inversionistas de EEUU y de Europa aseguraban ganancias, compraban activos nacionales de un modo barato y, lo que es más importante, cambiaban fundamentalmente la estructura de toma de decisiones en las economías acosadas por la crisis.

La crisis ha llevado a una recolonización.

Deberíamos hablar de una «crisis nacional» en el Tercer Mundo, la cual resulta ser la prosperidad imperialista del Primer Mundo (James Petras, 2002). La expansión del capital y la crisis del Tercer Mundo no pueden ser explicadas con la teoría de la globalización y de las naciones interdependientes unidas por las multinacionales. No existe una interdependencia equitativa, porque un conjunto de ventajas para un país es un conjunto de pérdidas para otra región, existe un desarrollo desigual. Las estructuras de decisión están concentradas en manos de multinacionales y de Estados arraigados en algunas naciones poderosas. Más del 80% de las decisiones de base de las CM referentes a investigaciones de inversión y al desarrollo están tomadas en las oficinas del país al que pertenecen. La concentración de decisiones afecta a los flujos de capital, a ganancias, rentas, intereses y a las condiciones de estrategias de comercio. La teoría que explica la prosperidad de las economías de los EEUU y de Europa y la crisis del Tercer Mundo, está en la teoría del imperialismo que define al «estado-nación» imperial como centro del poder y de la toma de decisiones, así como en relaciones desiguales en beneficio de los países centrales (James Petras, 2002).

De tal forma, la globalización no es más que la maduración y profundización del proceso de internacionalización del capital… la gran industria de principios del capitalismo creó el mercado mundial, imprimió un gran impulso al comercio y a las comunicaciones, y dio a la producción y al consumo un entorno mundial que destruyó las industrias nacionales y las sustituyó por otras que utilizaban materias primas de países lejanos y cuyos productos se vendían en todas partes del mundo; de esta manera el mercado nacional había sido sustituido por una red de comercio internacional que unía a todas las naciones por vínculos de interdependencia.

Las condiciones concretas en que se dio la globalización posibilitaron el fortalecimiento del capital financiero transnacional y el afianzamiento de su dominio económico y político sobre las demás clases y sectores sociales al interior de las potencias imperialistas, y la aparición de una fase neocolonial de subordinación, de expoliación y saqueo de éstas sobre los demás países del mundo.

 

¿El final del neoliberalismo?.

 

La crisis actual del Tercer Mundo es observada por algunos analistas como el «final del neolibera-lismo», teniendo en cuenta el colapso de los mercados financieros, la recesión económica y la dolarización. No obstante, la realidad es diferente: la persistencia de los regímenes neoliberales y la introducción de medidas neolibe-rales novedosas y más radicales han acelerado la privatización y la desnacionalización de las economías, y han propiciado el proceso de despidos masivos de los trabajadores del sector público y del privado.

La crisis del capitalismo se ha convertido en una oportunidad, para los regímenes neoliberales, de reconcentrar el poder en manos de los empresarios. Los despidos son masivos y es intensa la presión para que la producción sea mayor con menos trabajadores que ganan salarios más bajos.

El capitalismo muestra algunos signos de recuperación, mientras la crisis se profundiza en el desempleo, los ingresos bajos y la desaparición de los servicios sociales. Las «innovadoras» medidas neoliberales y las privatizaciones hacen «progresar» los indicadores macroeconómicos a expensas de los trabajadores asalariados.

El «final de la crisis económica» significa la precarización del trabajo y la pauperización del nivel de vida en general y la eliminación de servicios públicos sociales para los obreros y el campesinado.

La globalización capitalista en América Latina durante las últimas dos décadas han sido un período de prosperidad sin precedentes de los bancos y de las multinacionales de EEUU, así como de un poder político y militar avasallante. La dinámica del desarrollo del capitalismo en América Latina se determina a partir de la intervención imperialista.

Hay una creciente evidencia de la hegemonía de Estados Unidos sobre el proceso global de acumulación capitalista. «A lo largo de los noventa el capital estadounidense y su estado imperial han incrementado su peso y posición en la economía global. 224 de las 500 CM más importantes son ahora norteamericanas (contra 222 de hace sólo un año); y de las 100 más grandes CM en el mundo, 60 son gringas. En lo que respecta a América latina, 10 de las 20 más importantes son propiedad norteamericana».

Qué salida nos queda, al saber que la crisis que atravesamos (acentuada en nuestros países) es debido a que el Gobierno de USA impuso al mundo, luego que pasó a ser potencia mundial, que el dólar remplazaría al oro (después de que Europa fue devorada por la 2 Guerras).

Esto lleva a que cualquier crisis económica mundial que hay en el mundo no los afecte, pero cualquiera que ellos tengan afecte todo el mundo…les da una gran ventaja, no?.

No hay bien extranjero que no se pague en dólares, es decir compramos la moneda encima de que les compramos el bien.

Que hay del juego sucio de Vietnam? Nixon a pesar de tener a una inmensa mayoría en contra de la guerra la promovió a toda costa, por que? porque llevar a inflacionaria la economía mundial, pondría inestable al bloque soviético…y que se hizo luego, para que USA no cayera en tal crisis? Decir a todo el mundo en 1971 que ninguna moneda sería convertida en oro, sino todas en dólar…así se burlaron del mundo, aumentando su poder imperialista, no hay que extrañarse que Nixon haya sido reelegido entonces.

Así como esos juegos se venían tramando desde antes, del mismo modo se ha venido tramando el ALCA y los Tratados de Libre Comercio. ¿Por que? Porque son los mismos que quieren enriquecerse más, pero se ven limitados por la pobreza que ellos mismos crearon en el Tercer Mundo, por la polaridad que hicieron en el mundo. La crisis que enfrenta el mundo se reduce en el fondo a una sobre producción y falta de demanda o mercado. Las empresas con altos índices de productividad y todos sus accionarios han comenzado perder, ya que la demanda se ha visto contraída por la mala repartición de riquezas en el mundo.

 

¿Cuál es la solución de ese mundo empresario  representado por los USA?.

 

Pues sencillamente dar un empuje desesperado a la demanda, un empuje a toda costa sin esperar cuales sean sus resultados. En que se traduce en una expansión del capital (término que define el imperialismo). Cuál es su plan? ALCA y TLCs, con el fin de explotar una mano de obra (una de las más baratas del mundo). Quiénes serán los beneficiados?. De veras seguiremos pensando que hacen esto por nosotros?.

Miremos la teoría del neoliberalismo y libre mercado, primero que todo comprendamos que una teoría es un modelo de la realidad y la realidad es muy compleja para hacer una teoría perfecta. Es decir la teoría siempre es limitada. La asegura el mercado a través de la competencia.

La teoría se basa a unos cuantos puntos: La atomicidad de mercados, es decir ausencia de monopolios y oligopolios. La homogeneidad de productos, es decir la calidad y el mantenimiento de ésta. La transparencia de mercados, es decir la no intervención en la alteración del precio real, ya sea por el gobierno o ente privado. La libre circulación de recursos, es decir mano de obra  y capital.

Sencillamente la transparencia en los países desarrollados no es cierta existen miles de  subvenciones, créditos y ayudas disfrazadas; así como políticas proteccionistas.

La mano de obra no tiene libre circulación, se nos llama indocumentados.

 

Ejemplo ilustrativo del ALCA.

 

Volvamos a la realidad de lo que implica esta teoría: Tomemos el sector menos rentable de la economía mundial, la agricultura familiar o campesinado es decir el que no recurre a salariados o jornales (que en nuestros países representa alrededor de un 70-80%).

Confrontemos dos productores dentro del mismo sector agrícola al libre mercado, uno de USA y otro de Latinoamérica.

Bien definimos el concepto ya de la agricultura familiar o campesina.

El agricultor de Latinoamérica, tiene un machete, un azadón y si es afortunado una junta de bueyes y algún pequeño o insignificante crédito. La productividad neta que puede alcanzar con esto será siendo optimista de 5 toneladas por hectárea.

El agricultor de USA, fuertemente apoyado con subvenciones, créditos, acceso a toda clases de agroquímicos, organismos genéticamente modificados o transgénicos, tractores y un sin número de implementos mecánicos, puede llegar a obtener una productividad de 500 toneladas por hectárea. Suponiendo que los costos sean de 4/5, siendo estos demasiado elevados. La productividad neta será 100 veces mayor a la del productor latinoamericano.

Una vez puestas en el mercado, resulta más rentable enviar 500 sacos, que sólo 5 en un barco.  El precio individual del saco de USA y el de Latinoamérica será el mismo, sin embargo la compensación de trabajo será 100 veces mayor para el agricultor de USA. Además, la inmensa producción de éste hace bajar los productos, desalentando totalmente al campesino a seguir trabajando la tierra.

Qué futuro para nuestro campesino? Emigrar a los USA, NO! es un ilegal, aún sabiendo que la teoría liberal anuncia dentro de sus 5 puntos que para el libre comercio perfecto, debe haber circulación libre de recursos (mano de obra y capital). Su única posibilidad se limita a emigrar a la ciudad, pero la tasa de desempleo es muy alta y aún más difícil es para alguien que no completó la escuela encontrar trabajo. Qué hará? si digno, limpiará carros y vidrios en los semáforos; lamentablemente eso no le permite vivir en buenas condiciones.

Seguro este campesino asentado ahora en la periferia de nuestras ciudades, «caseríos», se dedicará a la delincuencia.

¿Qué propone USA al respecto?, nos alista a combatir en nuestros países. USA sabe bien a qué conducirá todo este plan, pues son ellos la potencia mundial que dicta normas a través del FMI, BM y OMC. ¿Cómo a combatir?, nos recomienda la política «tolerancia cero a la delincuencia».

A que llevará todo esto una vez que más del 50% de nuestros campesinos hayan dejado sus tierras y se encuentren en tales condiciones? Pues a la persecución de los «delincuentes», en ningún momento digo los políticos y empresarios… todavía me sigo refiriendo a los campesinos. Pero qué pasará cuando se incurran en costos exorbitantes de cárcel, alimentos y servicios a reos, así como el costo de los procesos judiciales por robar un centavo?.

 

¿Hacia dónde nos lleva todo esto, al Fascismo de nuevo?.

 

Qué hay de los empresarios e industrias casi insignificativos en nuestros países (pues la mayoría son transnacionales o multinacionales disfrazadas). Pues estas se enriquecerán, sólo unas pocas claro está las que tengan capital suficiente, las que tengan dólares (multinacionales). Pero qué harán esas pocas? consumirán productos locales y nacionales?.

No!! pues la seguridad alimentaria del país habrá sido borrada. Este pequeño sector compra alimentos de otros países, así como artículos de lujo importados.

A qué bancos desplazará su capital? seguro que al que tenga los mayores intereses, es decir seguramente USA…

En qué se traduce todo esto en una fuga de capital en una sola dirección…

Puede que finalmente el FMI y el país que se esconde detrás se logre burlar de nosotros, mostrándonos números de PIB…pero sabemos bien que hay una gran diferencia entre PIB y PNN.

El PIB queda en el país y no es más que un valor primario, el PNN es valor final que le queda al país.

Pienso que finalmente es un deber de todos transmitir y difundir las verdades, pues estamos en una guerra de información en un bombardeo sólo con el propósito de hacer un lavado de cerebro en favor de los Tratados de Libre Comercio…

El problema de la pobreza reside en la falta de IDEAS y de ACCIONES, más allá que de la opresión de otros países.

No sigamos votando por la derecha en nuestros países, no sigamos apoyando el interés de unos cuantos empresarios…Ninguno de nosotros queremos ser víctima de un robo, de un asesinato, de un secuestro o terrorismo (término final del resultado de la opresión del imperialismo).

Ellos podrán tener el capital, los satélites, la cobertura mundial…Nunca hay que olvidar que nosotros tenemos los argumentos!!.

 

 


-- Descargar artículo como PDF --