Solidaridad.

Hace ya 20 meses que cuatro muchachos del barrio obrero de Manga, fueron detenidos por personal de la seccional 17 y obligados a confesar bajo tortura, delitos sobre los cuales no hay ninguna prueba en su contra. La solidaridad nacional e internacional para liberarlos aún no ha dado sus frutos. Llamamos a darle un nuevo impulso a esta lucha.

LIBERTAD PARA

GERARDO LEÓN GIMENEZ
MIGUEL EMILIANO GIMENEZ
ALEXANDER MONTERO
ALEXIS TOURNÉ

PRESOS DESDE SETIEMBRE DE 1999 A CONSTRUIR UN MOVIMIENTO ESTUDIANTIL COMBATIVO Y SOLIDARIO

Luego de dos años de poca actividad pública del movimiento estudiantil, el año pasado asistimos a lo que fue sin dudas un paso hacia delante en varios aspectos. Hubo mayor actividad callejera y la voluntad de enfrentar la prepotencia de las autoridades de la enseñanza Pero antes de analizar cada uno de los conflictos es necesario comprender qué ocurrió en el año antes de que comenzaran los distintos conflictos.
En este año como en los anteriores costó organizarse en los centros de estudio. Pero a pesar de eso, la primer actividad realizada fue un paro activo en el IPA y en el IAVA el 22 de junio. Finalizado el paro activo en el IAVA, alrededor de 200 estudiantes de Secundaria y UTU realizaron una marcha hasta el IPA, donde se realizaron varios talleres, donde participaron compañeros de Magisterio informándonos sobre el Plan 2000.
El 24 de julio la IEC realizó el acto homenaje a Heber Nieto, al cual concurrieron unas cien personas más o menos. Además de recordar al “Monje”, como joven luchador, comprometido con su tiempo y con los humildes, como referente para estas jóvenes generaciones, también se habló en los discursos de la situación de la enseñanza hoy. Pero la cosa empezó a tomar color en agosto. El 14 de agosto, día de los mártires estudiantiles, se realizó la tradicional marcha. Si bien el día no acompañó, la lluvia era muy fuerte, la marcha fue bastante combativa; y además, se pasó por el CODICEN lo cual hacía mucho tiempo que no se realizaba. Luego de allí, se marchó a la Universidad donde se realizó el acto central. Se demostró una vez más, la alta voluntad de lucha del estudiantado.
Esto quedó confirmado a partir del 28 de agosto cuando ocupó por primera vez el liceo Zorrilla. En los días siguientes también ocuparon varios otros liceos (26, 9, 3, 13) y la característica de la ocupación seguía siendo la misma: desalojo en la noche con pocos policías. Las ocupaciones duraban un solo día.
La situación cambió cuando el Zorrilla ocupa por segunda vez. Si bien mandaron pocos milicos, la intención de estos fue desalojar el liceo por la fuerza, envistiendo contra el cordón de compañeros que estaban sobre la puerta e ingresando por una puerta lateral hacia el interior del liceo. En vistas de la firme resistencia de los estudiantes, el Consejero de Secundaria Carbonell se vio obligado a transar. La ocupación se levantaba pero había una mesa de negociación. Esto Carbonell lo dijo frente a la prensa y a varios compañeros que estaban allí. Lo cierto es que en los días posteriores la reunión se llevó a cabo, pero para las autoridades era un simple diálogo, no tenían potestades -decían- de resolver nada. Carbonell mintió, por cierto. Pero a esta altura del partido, nos preguntábamos dónde estaba el presidente del CODICEN, Javier Bonilla. Aparentemente se encontraba de viaje. Pero en ningún momento tomó cartas en el asunto; descentralizó el conflicto del CODICEN pasándolo a la órbita de los consejos respectivos. Esto hizo que los conflictos se parcializaran, que no fuera un conflicto contra el CODICEN en pleno, sino contra uno de sus consejos. Esto hay que tenerlo en cuenta para el futuro.
Pero la situación sufrió otro vuelco cuando a principios de octubre ocupó el IAVA. Allí la medida y la lucha podía tomar otras perspectivas debido al grado de organización de los compañeros. Por suerte así fue. En la primer noche -a las 6 de la mañana, ya estaba amaneciendo- llegaron “los botones” a desalojar el liceo, aunque Carbonell informó que no procedería a hacerlo. Mintió otra vez. Otra vez la gente que estaba en la puerta hizo un cordón y los policía realizaron un cerco que duró ¡4 horas!. Los policías confiscaron alimentos y agua que desde el liceo y la esquina eran enviados a quienes realizaban el cordón. Quisieron jugar al desgaste, pero no pudieron desalojar el liceo frente a la firme resistencia de todos los estudiantes nuevamente, y gracias al apoyo y presión ejercida por compañeros de otros centros de estudios, militantes sindicales, vecinos que ocupaban la esquina a medida que en la mañana se iban enterando de la situación que se sufría.
Ese mismo día se ocupó el IPA. Debemos recordar que ese mismo día se realizaron varias manifestaciones de trabajadores, y fueron manifestaciones multitudinarias por el presupuesto. Volviendo al IPA podemos decir que en la madrugada también se hicieron presentes los “agentes del orden” para desalojarlo. En la mañana siguiente los estudiantes desocupan aceptando una solución a algunos puntos de la plataforma y comenzando un diálogo con las autoridades de Formación Docente y el CODICEN, elaborando una agenda de trabajo.
Pero el conflicto no quedó aquí. En los días siguientes ocuparon varios centros de estudio (liceo 11, UTU IEC, liceo 9 nuevamente) y continuaba ocupado el IAVA. Más tarde ocuparon el liceo Miranda, el de Solymar y Pinar, como así el liceo 53 de primer ciclo con la reforma. En este liceo el apoyo de los padres fue fundamental, ya que los compañeros hacían sus primeras armas en la lucha. También fue importante el apoyo de padres en el liceo 9 y el apoyo de todo un barrio en el liceo 11 del Cerro. En estos liceos ubicados en barrios y en los de la costa, fue vital el apoyo de padres, el de los vecinos y organizaciones sociales, quienes dieron toda su solidaridad a la lucha estudiantil, siendo su apoyo fundamental, rodeando cada liceo ocupado, creando una unión entre todos los que luchan, afirmando las razones para luchar y resistir.
También ocupó Magisterio. Allí la ocupación duró dos semanas más o menos. Nuevamente apareció la policía a desalojar el Instituto (vea cómo están “sirviendo a la sociedad”). Luego del programa televisivo donde hablaron varios estudiantes, la policía se hizo presente frente al Instituto Normal en la madrugada. Poco a poco fueron llegando varios compañeros que se iban agolpando en las esquinas. A las 7 de la mañana, la directora de Formación Docente luego de proferir algunos improperios sobre las compañeras de Magisterio, debido a que no aceptaron la propuesta realizada por las autoridades, ordenó que la policía entrara por la fuerza al Instituto. Debieron romper una cadena en la puerta para lo que utilizaron una cizalla y una barreta para romper la puerta. Desde adentro se les grita que se va a salir y “los botones” seguían dándole a la puerta, hasta que los “agentes del orden” escucharon los gritos. Allí salieron las compañeras sin que ocurriera nada.
Las autoridades jamás se preocuparon de solucionar ningún conflicto, de acceder a los reclamos estudiantiles, solo respondieron con represión, burlándose de los planteos estudiantiles.
Por la otra parte, los estudiantes mostraron una firme voluntad de lucha, con gran potencial que debe profundizarse. Por cierto que se cometieron errores, pero esos errores pueden superarse. Se deben pulir las distintas organizaciones estudiantiles, hacerlas más participativas aún, profundizar la democracia y acción directa en cada centro de estudio. Para ello, es menester militar arduamente, con la firme convicción de que hay que levantar a un movimiento estudiantil que está eclipsado, que posee un fuerte potencial de lucha, de solidaridad. Movimiento estudiantil que impulse y fortalezca al movimiento popular . Para ello es necesario romper ciertos vicios, como ser el corporativismo que ha ido impregnando al movimiento estudiantil en estos últimos años. El movimiento estudiantil tiene razón de ser en tanto que milita inserto en la sociedad, que apoya conflictos obreros y vive el drama cotidiano de los oprimidos; por sí mismo no tiene razón de ser.
La tarea es ardua. No es fácil volver a levantar un movimiento estudiantil con principios y acción combativas, pero es una tarea necesaria. Necesaria para quienes estudian en los liceos, las UTUs , en los Institutos de Formación Docente, para quienes sufren día a día las nefastas políticas educativas del BID y solo reciben la educación que las clases dominantes quieren que reciban, para quienes en su casa no se llega a fin de mes, para quienes están desocupados o sus padres lo están, para quienes comprar un libro es un lujo que no pueden darse pero comprenden que la cultura y el conocimiento deben ser de todos. Para esos estudiantes, luchar debe ser una tarea prioritaria, un compromiso de todos los días. Construir un movimiento estudiantil COMBATIVO Y SOLIDARIO, una tarea innegable.

 


-- Descargar artículo como PDF --