Sindicato de Clasificadores de Residuos: una realidad. (1)

Aquí presentamos una entrevista que realizáramos a un integrante del Secretariado del Ucrus, la organización sindical que nuclea a los clasificadores de residuaos urbanos sólidos.

Una expresión más que interesante de las luchas de resistencia que vienen desarrollando los oprimidos en nuestro país.

Lucha Libertaria: Contános un poco, acerca de la fundación del Ucrus.

 

UCRUS: El comienzo de la organización sindical de los clasificadores es un proceso que viene de largo tiempo atrás. Un proceso donde incidieron muchos factores, en la búsqueda de ir mejorando la calidad de vida del clasificador. Algunos generaron cooperativas, muy instintivamente, otros apoyados por asistentes sociales o personas referentes como el Padre Cacho en la zona de E. Castro y Saravia.  Pero eran emprendimientos muy modestos en el sentido organizativo y de clase.

Debido a sentirse relegados constantemente por lo institucional y desilusionados de los organismos que surgieron “para el clasificador” (léase ONGs), algunos compañeros comienzan a trabajar en la creación de una organización que defendiera los intereses del clasificador, reconociéndose como parte del ciclo de la cadena productiva, al recuperar la materia prima, generadores de puestos de trabajo, y agentes ecológicos.

Esa organización se llama UCRUS, (Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos), cuya asamblea fundacional se realizó el 20 de abril del 2002, con delegados de 60 cantones, representativos de 7 zonas de Montevideo y 2 del interior. Desde el inicio fue muy importante la vinculación con el “Movimento dos Catadores” de Brasil, participando más de 40 compañeros de Ucrus en el 1º Congreso Latinoamericano de cartoneros-recolectores de material recicla-ble, que se realizó en Caxías do Sul del 20 al 23 de enero del 2003.

 

L.L.: Y luego de conformado ya el sindicato, ¿cómo han ido desarrollando la tarea?.

 

UCRUS: En este año y pico desde la fundación del Ucrus, hemos tenido altas y bajas. El medio cultural y la sobrevivencia diaria no permite un salto cuantitativo muy rápido, pero sí cualitativo. Se ha tratado de defender al clasificador en sus intereses y mejorar en todos los aspectos lo que se va pudiendo hacer. Desde la vacunación de los animales de los carreros por parte de Veterinaria, que no sean reprimidos por parte de la “protectora” de animales y mejorar la herramienta de trabajo del clasificador, hasta la búsqueda de proyectos cooperativos avalados por el sindicato y su grupo asesor, pero funcionando con la autonomía que corresponde. La lucha por acceder a los lugares más ricos en materia de material sólido, que en Montevideo está prohibido por la IMM.

La lucha por la creación de un banco de materiales, en un convenio con la Universidad (Facultad de Arq.), la IMM y el UCRUS hacia la búsqueda de una solución al tema de la basura. La creación de una propuesta por parte de los trabajadores, en este sentido con Adeom y la Comisión de Salud del PIT-CNT, en la lucha contra los contenedores.

Se logró el ingreso por mayoría (sólo hubo una abstención en la plenaria) en el Congreso del PIT-CNT. Reconocimiento que genera un valor subjetivo muy importante para el clasificador, al reconocerse como trabajador dentro de una concepción de lucha de clases. Se ha coordinado en actos zonales en reclamo de fuentes laborales, en apoyo a conflictos. Todo esto enmarcado en la búsqueda de mejores condiciones de vida para el clasificador, quienes por lo general, viven en las zonas de mayor pobreza de nuestro país. Hoy en día, en su nivel institucional ha sido problemático, con un enfrentamiento con la Dirección de Limpieza…

 

L.L: ¿Qué perspectivas se van marcando como sindicato a futuro?.

 

UCRUS: Las perspectivas son de mejorar la calidad de vida de los clasificadores y participar más activamente en las luchas que desarrollan los oprimidos por generar un cambio en la estructura social, buscando la eliminación de la explotación del hombre por el hombre. Generar políticas de sanidad ambiental en todo el país,  que tengan al clasificador como gestor. ¿A dónde va? Y ¿qué se hace con los residuos? Para eliminar los contenedores de material reciclable, garantir una política de subsidios o financiamiento para proyectos de producción e industrialización del material reciclable gestionado por los propios clasificadores. Implementar políticas de colectas selectivas, apostar a la información y la formación acerca de la clasificación en origen. Luchar contra la prohibición de lugares para el clasificador. Los puntos verdes más cerca de donde se trabaja, que nuestros barrios no sean el basurero de los ricos. Un carnet que sirva para algo (trámites, carnet de asistencia, etc.). Vinculación con FUC-VAM para ver la posibilidad de mejoras en la vivienda del clasificador, buscar proyectos de educación, que ningún niño trabaje más en la basura, cobertura a la mujer clasificadora que en muchos de los casos es el único sostén de sus hijos. Como dice el volante que llevamos en la marcha del 1º de mayo:

 

* Por censo de todos los clasifica-dores, y no de un solo hombre por carro.

* Por un carnet que nos habilite a ejercer nuestro trabajo, libres del desconocimiento de cualquier autoridad y nos posibilite el beneficio de la seguridad social.

  • Por el reconocimiento a que los clasificadores intervengamos en la elaboración de cualquier reglamento que nos afecte.


-- Descargar artículo como PDF --