Plomo en La Teja.

Es de público conocimiento la problemática suscitada en el barrio de La Teja con respecto al plomo. Son varios los factores que llevan a esta situación. Para informarnos mejor, dialogamos con un vecino de La Teja y miembro de la Comisión de Vecinos formada a raíz de este tema, Carlos Pilo.

LUCHA LIBERTARIA: Contános cómo comienza esta situación; cómo ustedes se han dado cuenta de la contaminación de plomo en la zona de La Teja.

CARLOS PILO: Bueno, mira, tuvimos información a través de allegados a nosotros, vecinos de acá del barrio que trabajaban en un laboratorio, les llamó la atención la cantidad de microgramos por decilitro de sangre que tenían de plomo los niños, y resolvimos a través de algunos vecinos y junto con los padres de los niños que en esos momentos no sabían qué significaba lo que tenían -eran cuatro o cinco los niños- a partir del primer caso, se hizo una publicación, tomó estado público y resolvimos entre los vecinos, que nos habíamos en primera instancia juntado- hacer una comisión de vecinos, que la verdad, ha crecido, que hemos tenido dificultades, que nos hemos tenido que cambiar de club y todo, pero ya te digo, el tema pasa por denuncias, y que además del Ministerio de Salud Pública y el Centro Comunal 14, en esos momentos estaba Beatriz Silva, estaba un poco como archivado el caso, restándole trascendencia a una cosa sumamente grave, no?. Bueno, y así empezó la cosa.

LUCHA LIBERTARIA:¿ Cuáles son las consecuencias que tiene el plomo en la sangre de un ser humano?

CP: Las consecuencias del plomo se miden en microgramos por decilitro de sangre. Son términos técnicos que uno los aprendió a manejar como manera de informar, pero en realidad en el caso de los niños produce bajo rendimiento intelectual, en la escuela por ejemplo, disminución de la capacidad intelectual, disminución del crecimiento, dolores de cabeza, anemia aguda y bueno, si eso no es tratado en su momento, en la etapa de crecimiento, margina al niño, lo va a marginar para toda la vida. Esa es una de las causas entre otras, digo… Gente que está vinculada a la industria gráfica sabe que la enfermedad se llama saturmismo y que existe desde siempre, pero no en los grados de contaminación que se da en este barrio, que suponíamos que el aire estaba en buenas condiciones. Desde determinada medida esa sería una parte de las características que tiene la enfermedad esta.

LL: ¿Es alto el grado de contaminación en la zona?

CP: Sí, es altísimo el grado de contaminación, con casos graves. Graves desde el punto de vista de la contaminación que tienen y de la poca información que maneja la ciencia acá. Nosotros decimos que es muy esquemática y que se aprenden cosas esquemáticamente y que no se investiga sobre todo este tipo de cosas; investigación y todo esto que está pasando en el barrio. Están aprendiendo a raíz de lo que está pasando, no? Las razones de la contaminación son múltiples, está vinculada con las curtiembres que trabajan con el cuero de lanares, por ejemplo allá abajo se da en el caso de la cañada Victoria; las tres fundiciones que fueron clausuradas, que eran fundiciones de metales y los coches, no?, el teatrilo famoso del plomo que ANCAP por año importa 400 toneladas que es plomo inorgánico, pero que a partir de la combustión de los motores se convierte en plomo orgánico y que es desparramado al aire -por decir un término popular- por los motores, no? O sea que queda en la tierra; está en el aire hasta que baja a la tierra y después queda contaminada la tierra. Los niños que juegan en la tierra llevan la mano a la boca, y esa es una de las fuentes de contaminación. Aunque existen otras fuentes: por ejemplo acá hay muchos terrenos rellenados con escoria de fundiciones que permitía a la gente en vez de echarle pedregullo, echarle escoria para que no se hicieran barriales en los suburbios de La Teja, por llamarlo de alguna manera, contra la cañada allí, que es donde están -hasta ahora- los mayores grados de contaminación, no?

LL: ¿ Qué gestiones han realizado?

CP: Gestiones de todo tipo. A partir del conocimiento del tema este de la contaminación, hemos tratado primero con la Intendencia, después con Salud Pública, ahora estamos con la DINAMA, en una comisión multiministerial le llaman ellos, que nos reciben los viernes y nos informan. Nosotros ahí hemos hecho petitorios que en cierta medida ha sido conquista de los vecinos del barrio – que te los puedo mencionar más adelante-. No tenemos mucha información, no tenemos apoyo de la ciencia que seguimos reclamando, que debemos ser apoyados por la ciencia, desde el punto de vista que podamos contradecir técnicamente cosas que se nos dicen y que nosotros por ser obreros en cierta medida, no estamos capacitados como para cuestionarlo, no?. Podemos cuestionar en función de lo que leemos o de la información que hay.

LL: ¿Cuál es la solución al tema? Tú ya adelantabas algunos puntos.

CP: Bueno, la solución al tema creemos que pasa por la eliminación de las fuentes contaminantes. Yo creo que en este país se deben terminar con las naftas con plomo, que eso es una fuente de contaminación: yo ya te decía 400 toneladas por año a la calle; eliminar las fundiciones que no trabajan en condiciones. Nosotros no tenemos nada que ver, no estamos en contra de que se cierren fuentes de trabajo, al contrario, pero lo que no queremos es que por tener trabajo contaminen al barrio, que envenenen a los niños. Después hemos planteado una dieta adecuada, un tratamiento adecuado y después por ejemplo en las escuelas se van a dar 70 mil litros de leche con características especiales para que los niños, que en cierta medida, que a veces no tienen más que un vaso de leche o un pedazo de pan, por algo empezar; y también estamos pidiendo también que a los niños contaminados se le dé a través de las distintas instituciones del Estado, alguna manera que se le haga llegar un refuerzo de alimentación a la familia; y bueno, en algunos que los pisos están rellenados, se van a poner pisos de hormigón; y planteamos también que se les dé vivienda a la gente que ya no tiene posibilidad ni de arreglar la casa, ni de irse. Hemos planteado y parece que ha tenido aceptación, el tema de que en algunos lados que se considera que es gravísima la contaminación, la gente se le va a trasladar a un predio -que estamos peleándolo esto- a través del Ministerio de Vivienda, un núcleo básico evolutivo, que permita a partir de una casa decorosa o semi – decorosa, empezar a hacer un tratamiento que permita que los niños se recuperen, que es lo básico de esta asamblea. También no descartamos a las personas mayores. Están actuando las seis policlínicas en el barrio, conseguimos que las policlínicas vengan al barrio, que los niños van a ser atendidos en el Pereyra Rossell por un grupo de catedráticos, gente especializada, que se está informando en realidad sobre el tema. Van a ser trasladados, llevados y traídos en ómnibus desde acá del barrio, y bueno, se han conseguido algunas cosas. Esperamos conseguir más y seguir junto con la gente adelante, no? No pretendemos politizarlo el movimiento; esto es un movimiento de gente de barrio, acá hay de todos los “pelos”. No queremos líderes, no queremos gente que quiere solamente salir en la foto. Esa es la lucha. Un poco la organización desde abajo. Y bueno, veremos hasta dónde llegamos.

 


-- Descargar artículo como PDF --