Pinar Norte, Ateneo y Radio Comunitaria.

¿Cómo nace la radio comunitaria Memorias?.  

La radio nace por un grupo de vecinos que estábamos construyendo una plaza a las puertas del autódromo. Y como había poca participación de los vecinos en la construcción de la plaza, creímos que había que buscar una herramienta para tratar de juntar y organizarnos en torno a este tema puntual, y a otros temas de tono mas general. Creímos que las radios comunitarias, que son de todos los barrios, y que las ondas son de todos y no de un reducido grupo empresarial, lo valoramos como uno de los métodos mas eficaces de comunicación hacia la interna del barrio.

Comenzamos, como muchas radios comunitarias, con diversos problemas técnicos y poca experiencia, pero con mucha voluntad y muchas ganas de hacer algo, de no entregarnos pasivamente al sistema. Empezamos saliendo los domingos de 17 a 19 horas, con un gran sacrificio y el apoyo de otras radios amigas como La Villa y Germinal. Bajábamos información de la Agencia púlsar y mucha música, convocando al trabajo en la plaza.

Hubo algunas idas y venidas, recambios de gente, y también como en todo grupo humano algunas diferencias de criterio. De todos modos, la radio siguió transmitiendo en forma ininterrumpida, logrando la adhesión de nuevos militantes, que aportaron una fuerza renovadora a los principios y objetivos fijados desde el inicio de la actividad.

Las tareas han sido muchas. Para hacer un racconto breve de ellas, podríamos mencionar al Comedor Pinar Norte que se hallaba a punto de cerrar sus puertas por diferencias entre los que participaban activamente en la tarea y quienes pretendían desde sus puestos dirigentes, “ordenar” las actividades que debían ser solidarias y no verticalistas y autoritarias. Colaboramos en impedir el cierre forzando la reunión con el tesorero de la Comisión, renovando y creando por momentos, la autogestión de los usuarios del Comedor. Apoyamos la Policlínica y su ampliación, integrando la comisión de apoyo, y estuvimos en la ocupación del “hospitalito” de la Costa que fue donde surgió la iniciativa de ampliar la policlínica, aunque luego debimos dejar por las diferencias con los clubes de leones. Organizamos peñas y festivales a beneficio de diversos grupos, con la participación de Roberto Darvin (una de ellas fue en homenaje a Carlos Molina). También estuvieron presentes Grupo Arazá, Los sospechosos de siempre, Walter Estévez y varios artistas de la zona que en forma entusiasta y solidaria adhirieron a las actividades que como radio se emprendían.

Se construyó una huerta orgánica y comunitaria, que durante un año se mantuvo con el aporte de información y conocimientos de Roberto Darvin y otros vecinos. También estuvimos en la Escuela 162, donde los niños de 6º año fueron creando cuentos durante el año 2003, lo cual motivó la creación de un libro con los textos creados por todos los niños. Esta expresión de la creatividad nos confirma que con esfuerzo y voluntad se puede.

Hemos estado en los diversos temas que atañen a la vida de la zona. El tema de las piletas de oxidación, fuentes de trabajo, salario, salud, terrenos ocupados para vivienda, los problemas en el Liceo de Médanos, etc.

Como Radio, y mas recientemente como Pro-Ateneo Pinar Norte, convocamos a las organizaciones sociales para manifestarnos juntos el 1º de Mayo. La Radio en este tiempo, ha logrado un cierto reconocimiento en la zona de influencia que es de entre 6 y 8 km a la redonda. Hoy está abarcando Pinar, Barros Blancos, El Talar de Pando, Neptunia y Marindia. Desde esos lugares hemos recibido llamadas para orientarnos, y tenemos la satisfacción de saber que desde el impulso de Memorias, han salido unas cuatro radios comunitarias en la zona.

Luego de un año y medio de lucha, de salir de galpones de casas y viviendas solidarias del barrio, logramos conseguir un lugar permanente para la radio y proyectar el Pro-Ateneo que inauguraremos el próximo 14 de agosto a las 15 horas festejando el día del niño. Salud, y los esperamos.


-- Descargar artículo como PDF --