Escrache al Ministerio de Defensa. Un paso contra el silencio y el miedo.

La Plenaria por Memoria y Justicia organizó el «escrache» ( o señalamiento ) al ministerio de defensa tal como se había resuelto, a despecho del aislamiento y el ninguneo de la enorme mayoría de la «izquierda oficial» y las amenazas veladas o explicitas del gobierno y de grupos de ex-servicios, «mano de obra desocupada» de la dictadura» que con llamadas telefónicas y volantes pretendió intimidar a quienes participan de éste espacio autónomo de lucha por los DD.HH. No solamente acertada,sino tambien necesaria la convocatoria en un momento en que el rol de la comisión por la paz es el de congelar y laudar los nunca acallados reclamos de verdad y justicia, transformandose así en una pieza clave en la estrategia de la coalición gobernante y también de la oposición «madura».
A ésta altura queda claro que la recuperación de la nieta de Gelman fue una maniobra astuta para confundir y despistar, pero nunca hubo disposición de P. Ejecutivo para hacer hablar ni siquiera a los milicos mas identificados con la represión; como tampoco hubo intención de las FF.AA. de hacer un «mea culpa» al estilo de Balza en la Argentina.
El discurso claro y contundente de la representante de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, Hebe de Bonafini, dejó al descubierto las actitudes entreguistas de quienes tienen como único objetivo llegar al Edificio Libertad y al Palacio Legislativo, y asumen la vía rápida de bomberos y amnésicos. Fue un espaldarazo enorme la presencia de Hebe, de su solidaridad internacionalista. Su sola presencia, su ejemplo de compromiso militante social-político, su estatura como mujer y como revolucionaria; descolocó y embretó a la dirigencia de la izquierda.
Si algún iluso quedaba, el pasado 16 sirvió para marcar el verdadero rostro de la dirigencia frentista, a traves del discurso de Gonzalo Fernandez, combinado con el mutis del resto. Los hechos son mas fuertes que las palabras. La marcha del 16, en la que vimos a muchos militantes de base del FA que desoyendo los consejos de sus direcciones, no hicieron oídos sordos a sus principios, ni aceptaron asumir la condición de rebaño; rompió el muro de silencio que trató de ignorarla, y ocupó espacios centrales en la prensa oficialista de todo pelo.
Esa noche puños y voces le gritaron a la plana mayor de la policía, apostada frente al ministerio en uniforme de gala, que no habra olvido ni perdón mientras los asesinos esten impunes. Cuando se disolvió la marcha se pudo advertir en calles adyacentes algunos roperos con granaderos, porque una cosa es la pinta para la foto y otra la realidad.
La marcha tuvo una concurrencia algo mayor que los pronósticos mas optimistas, revelando necesidades latentes que es necesario potenciar. La actividad fue muy tranquila ( nos pareció excesivamente regimentada ) y no pudo escapar del estilo algo abúlico que los uruguayos tenemos para manifestar en la calle aún los reclamos mas sentidos. De todos modos y mas allá de las carencias, éste espacio aparece como mas fresco y prometedor. Es clara su diferencia con la posición «oficialista» del FA y tambien con la posición neutral y ambigua de la secretaría de DD.HH. del PIT-CNT.
Aún queda mucho por hacer. Por eso es importante ir haciendo. Y tambien reivindicar el derecho que tenemos los cros. que militamos con los desaparecidos, de encabezar los reclamos por nuestros hermanos de vida y de lucha.


-- Descargar artículo como PDF --