El Referéndum de ANCAP y las pequeñas variantes de un discurso único.

No hay acuerdo sobre el socio.

A pocos días de la consulta por ANCAP, ha quedado bastante claro la poquísima diferencia que hay entre partidarios de mantener la ley y algunos partidarios de derogarla. Desde las declaraciones de Vázquez diciendo que ANCAP no se vendía, para acá; ha habido un progresivo sinceramiento de las principales figuras del EP en relación al futuro de ANCAP (y por extensión de todas las empresas públicas). Salvo el ala izquierda (un sector cada vez más pequeño), todos  parten de la premisa de que si ANCAP no se asocia con alguien, no podrá sobrevivir. Que cuando el Mercosur libere todo el sector energético (cosa que no está escrita en ningún lado) ANCAP quedará en absoluta inferioridad de condiciones respecto a las petroleras de la región. La izquierda que espera ser gobierno en el 2005 ha asumido todas las premisas de un sistema capitalista que lejos de querer combatir, procura edulcorar. Está claro que utilizando las premisas del sistema las opciones están acotadas. No habrá nunca mucho margen de maniobra. Apenas el necesario para mantener en la gente la ilusión de que los cambios de gobierno pueden realmente cambiar algo. Para encontrar los caminos que sirvan a los pueblos, no hay que partir de las premisas del sistema, hay que superarlas, destruirlas en el discurso y en la práctica. De eso se trató siempre el «ser de izquierda».

En el anterior número de L. Libertaria analizamos extensamente el doble discurso de la izquierda oficial en relación a las privatizaciones, el uso y abuso de la fantasía ideológica del «patrimonio nacional», el rol de ANCAP en un escenario de «Mercosur progresista» y nuestra posición en relación a la propiedad y la gestión de las empresas públicas (Ver L. Libertaria Nº 13 – Set./2003 – págs. 8 a 10). Hay que agregar a esto que las últimas declaraciones de Vázquez sobre la posibilidad de acordar con el gobierno, antes aún de las elecciones del 2004, una nueva ley sobre la asociación de ANCAP; amenaza con hacer inútil un triunfo del SI el 7 de diciembre. Quedaría derogada la actual ley pero inmediatamente se pondrían a elaborar otra donde presumiblemente el FA-EP impondría su criterio en ancas del triunfo del SI al que va a presentar como «su triunfo». Esto es coherente con lo que viene haciendo la izquierda en los últimos 15 años. El problema real para el FA-EP es quién gobierna, qué tipo de regulación y sobre todo QUÉ SOCIO se precisa para ANCAP y todas las empresas públicas. Ese es el verdadero desacuerdo entre los actores del sistema político.

Para los empleados de ANCAP y para toda la clase trabajadora, para las grandes mayorías que dependen de la asistencia estatal en materia de educación, salud, vivienda y previsión social; se avizora el peligro de que el enorme esfuerzo desplegado para eliminar esta ley, sea traicionado por los mercaderes de la política. Por la falsa izquierda que tiene su propia forma de entregar la gestión y la mitad de las ganancias de las empresas públicas a los grandes capitales trasnacionales, sean estos privados o estatales. El referéndum si se gana puede tonificar las fuerzas populares, puede hacer renacer muchas esperanzas y potenciar las ansias de resistencia, pero no hay que perder de vista que una consulta popular no deja de ser un elemento de la legalidad del sistema que puede ser inutilizado por otro elemento de la legalidad del sistema, como ser una nueva ley, muy similar, por ejemplo. Es necesario defender con los métodos históricos de los sectores populares un triunfo del SI, como enfrentar el malón antipueblo que se vendrá si gana el NO.

Para los de abajo, siempre las únicas conquistas seguras son las que se obtienen y se defienden con la gente en la calle, movilizada y organizada.

Apoyamos el SI como expresión de repudio al gobierno alcahuete del imperialismo  y para anular la ley que entrega a ANCAP al gran capital transnacional.

 

PARA QUE ANCAP SEA PROPIEDAD COLECTIVA DEL PUEBLO.

 

HACIA LA AUTOGESTIÓN OBRERA Y POPULAR DE LAS EMPRESAS PÚBLICAS.

 

ACCIÓN DIRECTA POPULAR PARA DEFENDER LA CALIDAD DE VIDA DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO OPRIMIDO!!


-- Descargar artículo como PDF --