Ateneo del Cerro.

Con lucha y solidaridad caminando hacia lo nuevo.

 

El Ateneo del Cerro es la continuación histórica del viejo Ateneo Cerro.-La Teja de la década del 50 al 60 y también la continuación de un emprendimiento realizado por compañeros al fin de la dictadura en el año 1984: Comedor y Policlínica del Cerro, nacido como respuesta de la barriada a la situación existente.
Al día de hoy vamos en el tercera año de esta una nueva etapa que sintetiza y prolonga todo ese pasado. Solamente como continuidad del Comedor llevamos 18 años de actividad ininterrumpida. De una tarea de amplia vinculación con la barriada, con sus distintas necesidades sociales y populares. Sólo enumeraremos algunas.
Hemos estado junto a Colagel en su huelga de hambre y sus 20 meses de lucha; respaldando los plebiscitos populares; formando parte en la defensa de distintos movilizaciones por Derechos Humanos; en defensa del derecho de asilo y repudio a la extradición en oportunidad del Filtro; convocando y coordinando la histórica marcha del 1º de mayo de nuestro barrio obrero.
En el marco de creación de nuevas actividades, dimos vida a la Emisora de la Villa, radio comunitaria que lleva ya 5 años de existencia.
Su funcionamiento orgánico. El Ateneo se rige hoy por una plenaria que comprende a las distintas comisiones de trabajo, incluyendo la radio.
Sus principios orientadores. Tiene como medular el apoyo y fortalecimiento de la acción popular; la independencia de lo politico partidario que no está entendido como sinónimo de apoliticismo. Promueve al mismo tiempo una gestión participativa que tiene como principio rector la solidaridad y la fraternidad.
Atento e integrando toda reivindicación y reclamo de la población que está dentro de sus fuerzas.
Al mismo tiempo el Ateneo del Cerro coordina regularmente con otros Ateneos barriales que tienen el mismo espíritu, tal el caso del Ateneo de Las Acacias y del de Colón en formación.
En el comienzo del 2001, como es sabido, nos encontramos en una situación difícil para los de abajo, acompañada de cierta dispersión de las actividades sociales de la población. Se nota también un aumento del partidismo y propensión a cuidar la chacrita propia.
La estrategia del sistema es de cruel coherencia, la ideología que lo acompaña tiende al desarme de lo solidariao para robustecer el privilegio, ante esto hoy como ayer, quizás más que ayer, hay que levantar banderas de trabajo conjunto, de articulación solidaria, del rescate del rico patrimonio histórico de los de abajo, su autogestión, su independencia de las distintas instancias del poder asimilador.
En estas coordenadas empezamos este año con una actividad vinculada al plebiscito del 18 de febrero que fue más allá del simple respaldo al referendum, se realizó, en tal marco, una olla solidaria que contó con buen apoyo de población. Olla que se concretó como tarea común de intituciones como: Colagel, Nivoplast, Cachimba del Piojo, maestros de la zona, integrantes de cooperativas de vivienda y artesanos de la Villa y trabajadores del Banco de la República.
Actualmente retomamos la transmisión de la Emisora de la Villa con sus distintos programas entre los cuales se encuentra el de los estudiantes del Liceo 11 del Cerro.
La actividad principal de este mes estará centrada en la marcha del 1º de Mayo. Marcha que es hija de las mejoras tradiciones obreras del Cerro y que se mantuvo con ese rasgo en el correr de todo este tiempo.
En su tarea regular de este momento constituye una preocupación de nuestra institución la reapertura de Nivoplast cuyo gremio lleva ya casi dos años de sostenida lucha.
Estamos caminando, con modestia pero con firmeza, en ese propósito de fortalecer el entramado social solidario y la producción, en el camino, de una cultura de resistencia.
Ante un modelo despiadado, brutal, que ataca desde distintos ángulos la vida humana, ya de lo socio-económico como de lo ecológico, solo la lucha decidida de los oprimidos es el camino de respuesta.

 

 


-- Descargar artículo como PDF --